“6 razones para portear desde Recién Nacido (y sus primeros 365 días)”

Por Irantzu Ansorena, creadora de PortaKanguritos España.

Portear a tu bebé desde recién nacido es muy beneficioso para ti y tu bebé tanto si porteas muchas o pocas horas al día, en casa o por la calle, para dormirlo o darle pecho… El porteo siempre será positivo para ambos.

nosotras-tres

Hoy quiero hablarte concretamente de los beneficios durante sus primeros 365 días.

¿Por qué portear durante los primeros 365 días? ¡Atención futuros papás!

Todavía me llegan comentarios y dudas sobre si es bueno portear siendo tan pequeñitos y tan delicados como lo son los recién nacidos.

Y mi respuesta es siempre la misma: “El porteo durante los primeros meses de vida es cuando más beneficioso es tanto para el bebé y la mamá ya que les ayuda a conectar y a conocerse, y esto se traduce en bebés más felices que lloran menos y en mamás con menores posibilidades de sufrir una depresión postparto.”

A priori quizás no creas lo que puedes llegar a conseguir con un “trozo de tela” (fular, bandolera…) pero estoy segura de que te sorprenderás!!

 

* Los bebés porteados lloran menos… y están más contentos!

Generalmente los recién nacidos lloran más durante las primeras 6 semanas de vida.

Los bebés que son porteados regularmente lloran un 54% menos durante las horas de la tarde.

El contacto con la mamá y el balanceo crea un entorno familar para el bebé, la sensación de estar en el útero materno que le calma, lo reconforta y le da seguridad.

*Bebé + 1 portabebé= 2 manos!

La llegada de un recién nacido pone patas arriba la casa, el orden, nuestra agenda…

Y un portabebé nos deja las manos libres para seguir con nuestra rutina diaria y sobrellevar mejor nuestra recién estrenada ma-paternidad!! (leer más sobre porteo y rutinas)

También te ayuda a atender a hijos mayores sin desatender al pequeño mientras lo porteas. (leer más sobre porteo e hijos mayores)

*50% menos de reflujo y alivio de cólicos

El estar en posición vertical (en portabebé o en brazos) durante 30-40 minutos después de la toma le aliviará el malestar ocasionado por el reflujo.

Si sufre cólicos de lactante la posición erguida vientre con vientre contigo le ayudará a soportarlos mejor gracias al calor que recibe de tu vientre y el consuelo y cariño que le das mientras le calmas.

 

*Establece y aumenta la producción de lactancia materna

Si quieres éxito en tu lactancia, amamanta en portabebé!

El contacto con el bebé estimula la producción de leche y ayuda a mantener la lactancia en el tiempo.

El bebé no llorará cuando tenga hambre ya que tiene acceso rápido al pecho!

Con un portabebé adoptarás mejor postura para amamantar y podrás hacerlo mientras paseas o haces la compra, sin necesidad de pararte a buscar un sitio donde sentarte!! (leer más sobre lactancia y porteo)

*Es bueno para el desarrollo físico y mental del bebé

Fisicamente, siempre y cuando el bebé esté bien colocado en posición “ranita” dentro del portabebé (leer más sobre porteo seguro)
Contribuye al correcto desarrollo de caderas, columna y cráneo, previniendo displasia de cadera y deformaciones craneoencefálicas (por permanecer mucho tiempo tumbado)
Ayuda a regular su temperatura corporal y el ritmo cardíaco es más estable
Emocionalmente:
El bebé duerme más y mejor, mira el mundo desde tu altura, se socializa e integra en el medio que le rodea.
Fortalecéis vuestro vínculo afectivo, os conocéis antes y crece seguro y feliz sabiendo que atenderéis sus demandas rápidamente sin necesidad de que llore. Esto os hace sentir más competentes y reduce la frustración inicial como papás.

*Alivia el dolor de espalda!

Al contrario de lo que pueda parecer, portear a un bebé nos ayuda a no tener dolor de espalda!

Es mucho más cómodo que llevarles en brazos ya que nuestra espalda está preparada para soportar más peso que nuestros brazos!

Y ahora estás ¿Decidida a portear a tu futuro bebé recién nacido?

Leave a Comment